Home

Los días de contingencia ambiental llaman a una reflexión colectiva sobre todo considerando que nos bastó una semana para pasar de un cielo limpio (cortesía de dos días de fuertes vientos) a un cielo gris:

antes-despues-3

Foto tomada de Alto Nivel

 

 

En unos cuantos días las personas habitantes de la Ciudad de México volvimos a fumigarnos las unas a las otras y por supuesto también a culpar: que si el transporte público contamina más que los coches particulares, que si las medidas del gobierno han empeorado todo, que reducir los límites de velocidad causó este incremento en los índices de contaminación, que si el No Circula no funciona… etc.

 

Debatir ideas es esencial para un pensamiento crítico y la toma de decisiones. Sin embargo, culpar y esperar que el gobierno tome las medidas necesarias para limpiar la ciudad significa que no estamos cumpliendo con nuestra parte, aquella donde se nos marcan obligaciones como ciudadanía.

 

Depender de otras instancias para que analicen/solucionen el caso es irresponsable ciudadanamente hablando porque la información está disponible hoy más que antes y sólo se necesita buscar, documentarse, reflexionar y actuar. En suma, asumir 100% la responsabilidad de tomar decisiones fundamentadas y cuidar que nuestras decisiones no afecten a terceros. Sin embargo un estudio realizado en 2008 por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) demostró que l@s comprador@s de gasolinas están poco o nada informad@s sobre la gasolina que usan sus coches.

 

Según este estudio hay dos perfiles con características bien diferenciadas y aquí destacamos parcialmente sólo algunas:

 

Perfil de comprador/a Magna Perfil de comprador/a Premium
–       36% tiene educación media superior

–       les preocupa menos el medio ambiente y están ligeramente menos dispuestos a pagar por resolver problemas ambientales

–       la motivación de usar esta gasolina es principalmente por sus restricciones económicas

–       11% no conoce las diferencias entre una y otra gasolina

–       45% no sabe qué gasolina es mejor para su auto

–       si aumenta el precio de la gasolina Magna respecto de la Premium preferirían usar transporte público antes que comprar gasolina Premium

–       40% tiene educación superior

–       les preocupa el medio ambiente y están ligeramente más dispuestos a pagar por resolver problemas ambientales

–       usan esta gasolina porque es mejor para su auto y porque contamina menos

–       3% no sabe la diferencia entre ambas gasolinas

–       23% no sabe qué gasolina es mejor para su auto

 

“En general los consumidores de Premium están efectivamente más informados o por lo menos consideran que lo están, ya que el porcentaje de personas que respondió la opción “no sabe” del grupo de consumidores de Premium nunca fue mayor al porcentaje de consumidores de Magna que respondió de esta manera”, concluye el estudio.

 

Si bien ninguna gasolina en México desde 1990 contiene plomo, lo que sí contienen es azufre (1000 ppm), un contaminante que afecta principalmente las vías respiratorias, impide la adopción de otras tecnologías para la reducción de otras emisiones y provoca que el convertidor catalítico de los autos tenga una vida útil menor, incapacitándolo para reducir emisiones contaminantes.

 

Aparentemente hay una nueva gasolina llamada Premium UBA que es de uso obligatorio en la Zona Metropolitana del Valle de México porque contiene menos azufre (30 ppm), sin embargo “9 de cada 10 litros de gasolina que se consumen en México corresponden a gasolina Magna”.

 

Desafortunadamente el resultado del estudio realizado por el INECC -hace ocho años- es vigente aún cuando la diferencia entre el precio de la gasolina Magna y el de la gasolina Premium es mínima: 79 centavos. Las personas prefieren segur comprando la gasolina “más barata” aunque en eso se les vaya la vida.

 

Según la Organización Mundial de la Salud “se calcula que la contaminación atmosférica provoca al año cerca de dos millones de muertes prematuras (o séase infantes) en todo el mundo”.

 

¿Qué daño causa el azufre en las personas?

– Opacamiento de la córnea (queratitis)

– Dificultad para respirar

– Inflamación de las vías respiratorias

– Irritación ocular por formación de ácido sulfuroso sobre las mucosas húmedas

– Alteraciones psíquicas

– Edema pulmonar

– Paro cardíaco

– Colapso circulatorio

 

El gobierno asegura que el metrobús opera a base de Diesel UBA, ¿y el resto del transporte y vehículos que operan con combustibles derivados del petróleo? ¿qué tal si hacemos un esfuerzo por el bien de tod@s y empezamos a ser más Premium que Magna?

 

 

Ana Bravo Mejía

Es Alfabetizadora Mediática e Informacional. Promueve principalmente el desarrollo del pensamiento crítico como una forma de analizar y ver el mundo y su información, sus ideas y sus costumbres para evitar dar las cosas por sentado, reclamar la autonomía de pensamiento y acción, evitar ser marionetas en un mundo infoxicado, vivir significativamente y con plena consciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s