Home

Si un Blackberry, Android, iPhone, iPad u otro dispositivo telefónico móvil es INTELIGENTE e indispensable depende principalmente de las aplicaciones incluidas por quien lo está usando.

Un aparato que chilla cada vez que alguien nos agrega como amigo/a o publica un comentario o like en Facebook o cualquier otra notificación venida de juegos online, test o etiquetas en fotografías, no debería llamarse inteligente. Usar un smartphone en su mayoría para entretenimiento o sólo para ver el correo electrónico o el Facebook es como comprar el periódico para leer los horóscopos o envolver cristalería, un desperdicio. Jugar en el móvil está bien pero no lo es todo. 

Lo primero y más importante para hacer de un teléfono celular/ móvil un verdadero smartphone (teléfono inteligente) es tenerlo conectado a Internet. Sin intercambio de datos un smartphone es solamente un aparato para hacer o recibir llamadas y/o mensajes de texto, así como un ordenador sin conexion a Internet es solo una máquina de escribir. En ambos casos lo mismo da tener en la mano un ladrillo… A menos que seas por ejemplo escritor/a y encuentres divertida una hoja/pantalla en blanco. Lo segundo en el proceso de hacer inteligente al móvil/ celular es instalarle aplicaciones o programas. Éstas le darán no solo la utilidad que lo hará imprescindible, también personalidad.

Las aplicaciones que han hecho mi smartphone indispensable me permiten entre otras cosas: leer noticias de diferentes medios en una sola ventana (Pulse y Flipboard), encontrar los mejores sitios web de mis áreas de interés sin tener que cazarlos en el océano de la Web usando Google (y Stumbleupon), leer libros gratis, llevar el registro de aspectos de salud personal (como el periodo menstrual, consumo calórico, rutinas de ejercicio), encontrar la parada de bus más cercana y saber en cuánto tiempo llegará mi transporte (esto ya es posible en algunas ciudades del mundo), enviar SMS gratis a mis contactos en la agenda telefónica, llamar y/o videollamar a tarifas más bajas, consultar diccionarios bilingües, de sinónimos, el clima (Wunderground), publicar en mi blog y redes sociales, intercambiar archivos con otros dispositivos móviles sin necesidad de usar el blutooth, infrarrojo, ni siquiera el email (Bump), también compartir archivos online (Dropbox y Box), leer código QR, guardar notas de voz y texto, controlar mi calendario, estar al tanto de los conciertos de los grupos y bandas en mi playlist (Songkick), tener una linterna para alguna emergencia, saber si va a temblar en el DF (Urban360), cotizar mis trabajos freelance (CuantoCobrar) encontrar empleos (Trovit), escanear documentos con la cámara del celular (DocScan), ver series y pelis (Netflix) y claro jugar. Es curioso pero lo que menos estamos haciendo cada vez más con los smartphone es llamar por medio de la linea telefónica convencional.

La buena noticia es que hay más de una aplicación para realizar alguna tarea y cada día surgen nuevas porque cualquier persona puede diseñar y hasta vender aplicaciones. La no muy buena noticia es que seis de las diez aplicaciones más descargadas en los teléfonos son juegos, muchos de ellos eso sí permiten desarrollar nuevas habilidades aplicables en la vida práctica como aquel famoso Farmville donde se puede aprender a administrar recursos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s