Home

Captura de pantalla 2013-06-19 a la(s) 20.12.32

Del correo postal, a la radio, la televisión y ahora Internet. La enseñanza a distancia ha encontrado siempre un medio de comunicación entre el profesor y alumno. La evolución de la enseñanza no presencial debe su rapidez principalmente a los cambios producidos por el avance de las tecnologías en la sociedad mundial. La economía es cada vez más competitiva y las empresas demandan constante actualización en su empleados, lo cual los obliga a estudiar en sus casas o en sus oficinas.

Mejor conocida como eLearning o Educación virtual, hoy la “enseñanza a distancia [está] caracterizada por una separación física entre profesorado y alumnado –sin excluir encuentros físicos puntuales-, entre los que predomina una comunicación de doble vía asíncrona donde se usa preferentemente Internet como medio de comunicación y de distribución del conocimiento, de tal manera que el alumno es el centro de una formación independiente y flexible, al tener que gestionar su propio aprendizaje, generalmente con ayuda de tutores externos”[1].

En este tema, dos aspectos están tomando fuerza gracias a Internet:

1)   cualquier usuario puede acceder a plataformas de gestión del aprendizaje gratuitas para diseñar cursos y,

2)   universidades de gran prestigio están apostando por una educación virtual pura con tarifas más accesibles y costos de traslado cero.

Para el primer caso existe “Moodle [el cual] es un paquete de software para la creación de cursos y sitios Web basados en Internet. Es un proyecto en desarrollo diseñado para dar soporte a un marco de educación social constructivista. Moodle se distribuye gratuitamente como Software libre (Open Source) (bajo la Licencia Pública GNU). Básicamente esto significa que Moodle tiene derechos de autor (copyright), pero que usted tiene algunas libertades. Puede copiar, usar y modificar Moodle siempre que acepte: proporcionar el código fuente a otros, no modificar o eliminar la licencia original y los derechos de autor, y aplicar esta misma licencia a cualquier trabajo derivado de él”[2].

Y para el segundo, Second Life está siendo la nota al ofrecer a universidades de gran prestigio abrir campus virtuales y tener acceso a varias herramientas para la educación: aulas, bibliotecas, estaciones de radio, plataformas de gestión del aprendizaje, auditorios… y muchas más. En Second Life ya tienen campus virtual: University of Delaware, Texas State Technical Collage, Saint Leo University, Washington State University, NC State University in Wolflands, Korea University, Eastern Iowa Community College District Virtual Campus, University of Kentucky, Goethe-Institut, Loyalist Collage, USC Marshall School of Business, Stanford University, Princeton University, Harvard Law School, Penn State World Campus y el Massachusetts Institute of Technology y por su puesto la Open University.

La propuesta para la educación de Second Life es que cualquier individuo podría, mejor dicho, su avatar podría asistir a clases en espacios virtuales creados en tercera dimensión… y hacer uso de los conocimientos en la vida real. ¿Do I want a second life to study?


[1] Ruipérez, German, Educación Virtual y eLearning, Fundación Auna, Madrid, 2003, pág. 23

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s