Home

weblearning

Por Ana Bravo Mejía

La llegada de la Web al público ha marcado un antes y un después en la historia de la humanidad. Casi 20 años han bastado para que la vorágine de la Web haya transformado al mundo, globalizándolo en todos aspectos. Ahora es posible trabajar desde casa, hablar por teléfono usando tu computadora e incluso conocer a tu pareja en la Web.

La Web ha revolucionado muchos aspectos de nuestra sociedad encaminándonos de una manera más fácil y rápida al ideal de globalización, gracias a que resultó ser una excelente vía de comunicación que envía, entrega, recibe datos y mensajes sin importar distancias gracias a Internet. Y así lo confirman millones de casos en el mundo en cualquiera de nuestros ámbitos sociales:

Por ejemplo cuando las empresas llegaron a la Web, quedaron a la vista de cualquier persona conectada desde cualquier punto del orbe a Internet; entonces las opciones de negocio se multiplicaron por los millones de habitantes en el mundo conectados, las distancias se redujeron a un clic y tener un sitio en la web se volvió imprescindible.

Los gobiernos en diversos países comenzaron a ofrecer la expedición de licencias de conducir y otras solicitudes a través de sus sitios web convirtiéndolos en un enlace más con los ciudadanos.

Por supuesto, los medios de comunicación impresos y electrónicos de muchos países adoptaron rápidamente la herramienta informática global para garantizar una difusión puntual, titánica y externa a sus fronteras. Oportunamente también, la labor de recolección e intercambio de información entre el periodista y su fuente, se agilizó.

Cada segundo millones de individuos se suman a la gran comunidad virtual. Hoy una conexión a Internet es más necesaria que una línea telefónica en las comunicaciones interpersonales gracias a los chats, correos electrónicos, blogs  y redes sociales donde a diario, de polo a polo e intercontinentalmente, se comparte un sinfín de información, desde textos, hasta fotos y vídeos.

Académicamente, las universidades, colegios y escuelas de todo el mundo han comprobado las infinitas posibilidades de intercomunicación en la red de redes con ayuda de la Web, tanto de manera administrativa  como educativa, ofreciendo consultas de calificaciones, inscripciones y otros trámites en línea eliminando interminables filas de trámites y mudando sus ofertas de educación a distancia del correo postal, las redes de televisión y radio cerradas, los audio y los videocasetes, a la Web.

Hoy gracias a la naturaleza evolutiva de la Web, las herramientas aplicables a procesos educativos son mayores tanto en número como en facilidad de uso, permiten no sólo comunicarnos (sistemas de mensajería instantánea y los de videoconferencia), sino también coordinar tareas (Google Calendar, Microsoft Project), compartir recursos y aplicaciones (herramientas de groupware, como OpenGroupware, Documentum, Lotus Notes, Microsoft Exchange o Novell GroupWise) y compartir contenidos (Google Docs, blogs, wikis, etc.).

Algunas de esas aplicaciones han llegado a la mayoría de los ordenadores del planeta sin que las personas usuarias nos demos cuenta. De pronto todos/as somos parte de una red social como FaceBook, publicamos o leemos un blog o un podcast periódicamente, para nuestras tareas usamos sitios wiki y si pasamos un día sin revisar el correo electrónico, sufrimos tanto como si nos hubiéramos desconectado del mundo.

Llegamos a este punto hace unos cuantos años y nadie nos dijo: Bienvenidos! Pero aquí estamos hoy disfrutando de un Internet y una Web ahora denominada Web 2.0.

En esta mejorada y más dinámica Web, los usuarios y las usuarias estamos contribuyendo a un mayor flujo de información, el conocimiento ahora es público, colectivo, propiedad de tod@s y tod@s participamos en su creación y mantenimiento.

Subimos videos, los compartimos, actualizamos enciclopedias y las usamos en tareas, publicamos blogs y podcast sobre temas de nuestro particular interés, compartimos contenidos en línea, trabajamos en equipo eficazmente y no necesitamos más que una conexión a Internet, un ordenador y un navegador web.

La Web 2.0. está regresando la voz los individuos y nosotros estamos retomando un poder de comunicación con posibilidad de afectar con nuestros mensajes al mundo entero. Por tal motivo, es necesario que los usuarios a la par de alfabetizarnos informáticamente, aprendamos a enfocar productivamente este poder de comunicar conocimientos que nos dan Internet y la Web, haciendo de éste nuestra maquinaria más completa para el aprendizaje global.

Un pensamiento en “Internet y Web, una maquinaria conjunta de aprendizaje

  1. Oh si, ha sido un gran maestro en mi trabajo, me actualizo constantemente y lo que no se, lo aprendo de internet, solo en cuestión de minuntos, magnifica herramienta.
    Tambien nos permite conocer puntos de vista y conocer personas interesantes, sin contar el acceso a miles de cosas que jamás imaginaramos que existen.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s