Home

Por Ana Bravo Mejía

Hablar del veloz desarrollo de las nuevas tecnologías de información y su aplicación en el ámbito educativo, conlleva una reflexión obligada de nuestros tradicionales procesos de aprendizaje.

Históricamente individuos revolucionaron con sus ideas al proponer y depositar la educación de las personas en manos de ellas mismas:

compuPaulo Freire y su pedagogía de la liberación o pedagogía crítica (semilla de las comunidades de aprendizaje); Seymour Papert y su construccionismo, creador del Logo y la construcción de los propios conocimientos; el conectivismo de G. Siemens, una teoría del aprendizaje para la era digital, donde se quiere ir más allá del constructivismo; y la sociedad desescolarizada de Ivan Illich (autoaprendizaje).

La humanidad pocas veces confió en estos métodos, evidenciando con ello una lamentable inseguridad en sí misma. Hoy la Web 2.0. permite retomar esas teorías con la esperanza de verlas realizadas gracias a las herramientas tecnológicas que ofrece actualmente Internet.

El fácil acceso, la inmediatez en el intercambio de la mucha información existente en la red de redes, así como las herramientas colaborativas de la Web 2.0. (blogs, wikis, podcasts, videos, redes sociales, etc.) y su actual enfoque al individuo como creador de contenidos, prometen por fin a las personas más comunes los recursos más idóneos para un aprendizaje autónomo.

El reto primordial ahora es educarnos para adaptar nuestra capacidad cognoscitiva a estas nuevas formas más libertarias para así ser capaces de competir a nivel global.

Que FaceBook sirva como integrador de un grupo de alumnos, ya sea que sus clases sean presenciales o no, que Google ayude con sus Docs a agilizar las tareas en equipo, que se programen las asesorías con los profesores en el Calendar, publicar blogs para desarrollar nuestra expresión escrita y compartir conocimientos al mundo, usar el podcast, los wikis, YouTube… en suma, mudar el actual uso superficial que la mayoría hacemos de Internet, a uno con mayor enfoque educativo y formativo.

El mundo ahora es plano, según ha dicho Thomas L. Friedman en su libro La Tierra es Plana. Internet aplanó la tierra y con ello le han nacido al individuo un sinfín de posibilidades para competir en cualquier parte del mundo, el secreto está en saber usar Internet como una herramienta de aprendizaje sin límites.

Un pensamiento en “Aprender a aprender (con tecnología)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s